¿Quiénes somos?

Anticiclón Clown somos un par de payasos con ideas algo estrafalarias y ganas de pasarlo bien. Aunque también nacemos y vivimos con una vocación, la de despejar nubarrones y plantarle cara a los pronósticos tormentosos. ¡¡De ahí un nombre tan meteorológico!!

Silvia Arriscado es Curruquilla, una madrileña de la generación de Naranjito que descubre el mundo del clown de la mano de Chan Lee. Desde entonces ha seguido explorando el universo del circo en las disciplinas de acrobacia, pantomima, telas, trapecio y portés acrobáticos en la escuela de circo Carampa, así como el del clown con maestros como Hernán Gené, Alex Navarro o Ramón Merlo, entre otros. Además ha estudiado teatro de improvisación con ImproMadrid Teatro y con Javier Pastor, así como danza oriental en la asociación cultural Gruñidos Salvajes. Aparte de su faceta artística, se dedica de forma profesional a la educación ambiental.

Nacho Ibérico es Celemín, un maragato con cierta tendencia a pasar más tiempo entre nubes que con los pies en la tierra. De profesión aeronáutica y amante de la montaña, se topa por casualidad con la figura vulnerable del payaso en las calles de su ciudad natal, Astorga. Entre otros, Hernán Gené, Vasily Protsenko, Ramón Merlo o Gabriel Chamé, le han ido dando algunas pistas sobre como trabajar con este curioso personaje. Estudia diversas técnicas de circo en Carampa, danza y teatro musical en el Horno, y teatro físico y dramaturgia en el Estudio Hernán Gené.

Tras abandonar la compañía Requeteclown, nos embarcamos en este proyecto en mayo de 2010 con el objetivo de repartir un poco de alegría y reivindicar la risa como un lugar común de encuentro entre personas. Desde entonces nuestras narices han sido vistas en la calle, en salas de teatro, carpas de circo, centros culturales, colegios, universidades, parques, gimnasios, cines, hospitales, asociaciones, pabellones, campos de refugiados, casas de acogida contra la violencia de género, hospicios, tiendas de Legos, centros sociales ocupados, alquilados e incluso en propiedad. Con el tiempo, la risa del anticiclón se ha vuelto internacional, visitando otros paises, como es el caso de Costa Rica, Colombia, Bosnia i Herzegovina o Ucrania.

El 23 de noviembre de 2012 ganamos nuestro primer premio en el concurso de teatro “¡Tira de la cadena!” (organizado por ONGAWA) con un número hecho para la ocasión: “La conferencia del profesor Tija".

En 2013 nació "El Pintor" con la ayuda y consejos de Chan Lee Clown en La Nave Despierta. Después llego "La cita", que se convirtió en el primer número circense del anticiclón, y un poco más tarde nuestro primer experimento de larga duración, al que llamamos "Érase una vez...". Con él nos propusimos abandonar las salas y recintos cerrados, para salir a la luz del sol, mezclando el arte del payaso con el circo, los cuentos y sobre todo las ganas de divertirnos.

En 2016 nace nuestro segundo experimento de larga duración, "La Tesis", que vio la luz en la casa de la cultura de Fresnedillas de la Oliva. Con él volvimos a nuestros orígenes, adentrándonos de nuevo en la excentricidad del universo de los adultos. Tan seguros ellos de haber dejado de ser niños.

Poco después, las tortugas marinas guiaron a Curruquilla hacia un nuevo horizonte más allá del Atlántico, a Costa Rica. Esto cambió el rumbo de nuestro barco, volviéndonos más internacionales. Las escenas de nuestro cuento "Érase una vez..." han cruzado las fronteras y con ellas han disfrutado ya en Bosnia y Colombia.

En esta nueva etapa hemos seguido creando, aunque ahora en formatos unipersonales. Dos obras de microteatro: "Tú sí que vales, sí" y "El sueño de Amador". Y un espectáculo nuevo donde el clown y el circo se topan con el melodrama: "HOMO SMARTphonus".

Y así seguimos, aprovechando cualquier oportunidad que se nos presenta para ir allá con nuestras tontunas a hacerte pasar un buen rato.

Cuidado, nos encontraremos cuando menos te lo esperes.

Fdo. Los anticiclones

No hay comentarios:

Publicar un comentario